Tren a Las Nubes

Tren a Las Nubes

Fue creado en el año 1971 como tren experimental para un emprendimiento ferroturístico, más tarde alcanzaría fama a nivel mundial por sus características que lo hacen único e impresionante.

Viajar por este tren significa vivir una experiencia inolvidable, ya que además, durante su recorrido se atraviesan algunas obras colosales de ingeniería del siglo pasado.

Originalmente el recorrido del Tren a las Nubes era de 434 kilómetros ida y vuelta, partiendo desde la capital salteña y llegando hasta el corazón de la Puna. En su camino hacia las nubes, el tren pasa por 29 puentes, 21 túneles, 13 viaductos y atraviesa un par de rulos y zig-zags sobre las laderas de las montañas.

En ese trayecto, asciende hasta los 4220 m.s.n.m. al atravesar el Viaducto de la Polvorilla, un enorme puente de metal de más de 60 metros de altura que asombra a todos por su magnitud.

ACCESIBILIDAD: Consultar previamente por pasajes y recomendaciones para la altura. También se puede recorrer en vehículo bordeando el trazado de las vías.