Cuevas de Acsibi

Cuevas de Acsibi

Están ubicadas a unos 15 km de la localidad de Seclantás y dentro de los Valles Calchaquíes, también conocidas recientemente como “Quebrada del Rincón”.

“Acsibi”, que en lengua “Cacán” significa "lugar de fuego" se debe a sus colores rojos intensos y a la gran cantidad de rayos que caen en el lugar en días de tormenta. Se han encontrado pipas antiguas hechas de cerámica muy fina que se estima que eran de las comunidades de la zona, los Sichas y Malcachiscos, ya que en el lugar se realizaban algunas ceremonias y rituales

A este accidente geográfico, que además fue parte del Camino del Inca, se llega tras una larga caminata por el lecho de un río que debe hacerse con guías y tras pedir permisos, ya que se encuentran en propiedad privada.
De lejos parecen formaciones geológicas derretidas, a poco de salir de un horno encendido del centro de la tierra. El rojo es cada vez más fuerte. Y al entrar en las cuevas entre las estalactitas, se cuelan rayos de luz, que dejan ver pequeños trozos de cielo.

La particular geomorfología de la región y sus formaciones resultantes aportaron una diversidad de rocas de importancia para el aprovechamiento de las sociedades prehispánicas, como por ejemplo para la producción de la alfarería, puntas de flechas, etc. que eran utilizadas en tareas domésticas y cotidianas.

El municipio de Seclantás declaró a La quebrada del Rincón como Área Protegida en el año 2018, lo cual llevó también al cambio de nombre del lugar

ACCESIBILIDAD: De difícil acceso, caminata de un par de horas. Es necesario llevar ropa deportiva y zapatillas de trekking. Al ser un lugar privado, se debe consultar antes por un permiso.